El juego indie de la semana | CounterSpy




Puntuación: 7.3

CounterSpy ya está a la venta. El título de Dynamighty fue uno de los juegos del pasado E3 que más revuelo despertó. Ahora tras su también éxito en la Gamescom, llega a nuestro móviles y consolas PlayStation, como uno de los indies más esperados del año.


Y nosotros ya hemos tenido el placer y el gusto de jugar varias campañas seguidas y poder hacernos una idea de los pro y los contra de un juego que sale al precio de 12.99€.
Pero hoy queremos hacer un análisis especial, el cual consiste en comentar brevemente las opiniones del juego, para posteriormente finalizar hablando de una moda que nos resulta digamos, "peligrosa".

El juego es un plataformas 2D clásico donde el sigilo y la inteligencia serán prioritarios ante la acción. Es decir, es hermano opuesto a Broforce. Cada campaña se nos mostrará de forma procedural (sobre esto es la reflexión final) y nuestra misión es superarlas de la forma más exitosa posible, es decir consiguiendo una puntuación que nos llega a modo de medidor Defcom (así se clasifica el peligro de ataque ruso en la paranoica guerra fría), que nos marcará cuál es la intensidad o dificultad de cada partida, es decir, que según mantengamos este estado de Defcom o medidor, los enemigos se comportarán de un modo u otro. A menor Defcon, la agresividad será mayor y nuestra puntuación descenderá, por lo que muestra resultado final a modo de Hall of fame, será menos eficiente. Y es este Hall of fame, la clave de Counter Spy, ya que estamos ante un lugar donde registrar nuestros récords y así encontrar sentido a las campañas aleatorias que se nos ofrecen.


Estas campañas se generan como hemos dicho de forma aleatoria, pero por fortuna el diseño visual del juego el cual está firmado por ex-artistas de Pixar y Lucas Arts, hará que tengamos gusto y ganas de seguir inmersos en este entorno gélido de agentes secretos y guerra fría.
Todo esto mencionado hace que el juego nos despierte interés por acabar las compañas simplemente por disfrutar de su entorno visual y por su adictivo Salón de la fama, y por supuesto por esa mecánica jugable donde la infiltración es la clave y donde los disparos son el último recurso siempre y cuando queramos ser uno de los mejores Counter Spy del mundo.
Así que hemos decidido poner un 7.3 a este gustoso indie de hoy.


Dejada nuestra puntuación a un margen, queremos hacer hincapié en el modo procedural que tanto se está usando en los últimos indie games y que tanto miedo nos da.
No Man's Sky, ese famoso universo abierto a modo procedural, es un juego pensado por diseño y ambición para este sistema aleatorio. Su planteamiento, inmensidad y posibilidades, son el fuerte que hacen que el diseño aleatorio encaje a la perfección en lo que se presupone como una exploración 'realista" del universo. 
Pero, nosotros nos preguntamos por qué Counter Spy usa el formato procedural para su propuesta. Está claro que el Salón de la fama hace que el iniciar campañas aleatorias, sea una justificación suficiente. También está claro que esto consigue que se alargue el tiempo de vida del producto y se justifique mejor su compra, pero, al mismo tiempo como ya hemos dicho en multitud de ocasiones, creemos que una de las ventajas del juego indie, es la de su precio reducido, lo cual facilita que se pueda optar por una propuesta mucho más corta, pero mucho más intensa. 



Y es que, aunque hemos disfrutado con Counter Spy, no hemos podido evitar tener la sensación de pensar, que podría haber salido de una aventura encriptada, con un guión bien trabajado, una mecánica jugable más eleborada y unos escenarios diseñados a conciencia para cada momento puntual del juego. Es decir, el modo encriptado hace que cada escenario este pensado a la perfección por sus desarrolladores y artistas, para que nos depare un momento genial. El modo procedural, deja a los algorritmos que sitúen en pantalla una serie de misiones aleatorias, que rara vez nos mostrarán algo realmente único y emotivo (aunque paradójicamente, ese sea su cometido). Por lo tanto, como hemos dicho, Counter Spy nos gusta, pero jamás una misión quedará en nuestro recuerdo lúdico, por mucho que nuestro nombre figure para siempre en un salón de la fama.