Vikingos no | Seriefilos españoles: Rancios, cañis, piratillas y neomonguis



Tranquilos, que nadie se altere, usted lector no está entre los descritos en el título. Usted lector pertenece a ese escaso y selecto grupos de amantes de HBO.


Anoche Antena 3 el canal de la series buenas estrenó la segunda temporada de Vikings (Vikingos aquí), un producto del canal History Channel que no es que sea una obra maestra pero se muestra interesante en algunos aspectos ya que goza de una buena producción, una buena representación de la época, buenas actuaciones, un ritmo interesante y algún que otro desnudito tan de moda.
En cambio se hundió en su estreno de anoche, el público masivo unas vez más decidió dar la espalda a los productos que no se realizan aquí, no son comedias chorras o no llevan a una estrellita nacional de turno.
Y realmente es un problema, ya que series como Juego de Tontos, The Walking Dead o incluso Mad Men demuestran tener poco interés entre el público digamos más casual. Esto nos asegura que nunca veremos este tipo de producciones al no ser que nos abonemos a un canal de pago o usemos los habituales y malignos canales de descarga negra.


Desde aquí no decimos que no nos alegremos por el éxito de las series españolas, únicamente que nos enfadamos por el fracaso de las americanas.