Salma Hayek casi desnuda por culpa de un vestido y una piscina


La actriz Salma Hayek estuvo a punto de vivir un gran bochorno mientras grababa en un piscina con un vestido strapless de color negro.


Los paparazzis captaron a la artista justo en el momento en que el vestido se le bajó, por lo que estuvo a punto de dejar sus pechos al descubierto.
Para evitar el bochorno la actriz se sujetó el vestido, el que sólo dejó parte de su anatomía a la vista de los fotógrafos. Sin duda un gran momento voyeur cargado de erotismo que enseña en que consiste esto. Sin duda algo muy lejos de lo burdo que fue el pasado Celebgate, ese espectáculo bochornoso que dejó el término erotismo por los suelos.