Fotografía de la construcción de la Torre Eiffel en 1888


Corría el año 1888 cuando un adelantado a su tiempo plasmaba en imágenes con un curioso invento llamado fotografía, una de las construcciones más icónicas del planeta.


En 1888 una gran parte del oeste americano seguía jugando a pistoleros (a veces aún lo hacen). En contraste con ese paisaje de chabolas, pueblos, bandoleros y sheriffs, en París se decidía construir para la exposición universal, un monumento conocido como la Torre Eiffel.

Hoy día es el monumento más visto del mundo y en aquel famoso día donde se realizó esta fotografía de hoy, el mundo era un lugar muy distinto al que conocemos. Aún así, la Torre siempre lució su majestuosidad metálica desde el primer día.