Smaug en el plató de Stephen Colbert


Todo presentador quiere la entrevista perfecta. Esa que le ponga delante de un imposible, de un ser cotizado, buscado y si puede ser, odiado y querido al mismo tiempo mejor. Esa entrevista, acaba de ocurrir.

Stephen Colbert fue un paso más allá y tuvo como invitado a nada más y nada menos que al dragón Smaug del Hobbit. 
El enemigo voraz, tierno e implacable de la nueva trilogía de El señor de los anillos, se comportó mucho mejor de lo que los presente pensaron al ver esas caras de miedo que pusieron cuando entró en escena la enorme criatura. Luego dicen que no se corren riesgos como público en un plató.