Charlotte McKinney desnuda en un anuncio de la Super Bowl


La final de la Liga de fútbol americano estadounidense (NFL), la popularmente conocida como Super Bowl (o Súper Tazón en Lepe), siempre genera una gran expectación. Y no sólo por lo deportivo. También por su descanso, en el que se emiten los anuncios con mayor relevancia de todo el año.


Este año, a falta de una semana para su disputa, uno de estos comerciales ha generado ya una notable polémica. Se trata del que presenta la cadena de hamburgueserías Carls Jr.
En el spot aparece la modelo Charlotte McKinney, desnuda casi por completo, caminando por la ciudad. Tras interponerse en su camino varios objetos tapando sus voluptuosas curvas, por fin se desvela el misterio.
La modelo, que finalmente se desvela que viste únicamente un escueto bikini, aparece en pantalla con una hamburguesa de tamaño gigantesco, y prueba un mordisco de la misma, al final de los 50 segundos que, sin duda, no dejarán indiferente al público estadounidense.

Sin duda este acontecimiento es el que mejor sabe venderse del mundo y como todo el mundo sabe, el morbo y la polémica vende. Por eso cada año la graciosa Súper Bowl nos deja algún momento caliente como el citado hoy.