Placer del desnudo | Cosas que deberías hacer desnuda


Nadie puede negar que el desnudo es síntoma inequívoco de placer. El sentir la libertad total de la ausencia de ropa, nos proporciona un placer primitivo que nos devuelve a los origines, lo que se trasmite rápidamente en placer y relajación. Por eso, ese instinto primitivo asociado a la postmodernidad actual, nos permite disfrutar de unos placeres que tenemos al alcance, pero a los que no le damos una oportunidad.


Así que, seas hombre o seas mujer, nosotros te propones una alternativa para convertir lo cotidiano en un auténtico momento de placer y diversión.

  • 1. Bailar

Bailar sin ropa puede ser una excelente forma de moverte sin las molestias e interrupciones que puede causar la indumentaria al cuerpo. El movimiento asociado a la desnudez, nos devuelve a los inicios y a esa unión perfecta con lo que nos rodea. Si bailas desnudo serás testigo de un placer que no olvidarás. Recomendado hacerlo en pareja.

  • 2. Nadar

Este es un clásico que no puedes dejar de probar. No hay nada más relajante sobre todo si el clima es muy caluroso, que nadar completamente desnuda. Sea en una playa, una piscina o un lago, el contacto total de nuestro cuerpo con el agua, es una de las sensaciones más asequibles y placenteras del mundo. Además, no necesitas compañía.

  • 3. Dormir

Al dormir desnuda, dicen que adelgazarás, mejorarás tu vida sexual, disminuirás tu presión arterial e inclusive evitarás las enfermedades propiamente femeninas tales como la vaginitis y otro tipo de irritaciones que se producen por el contacto de la zona genital con la ropa interior. Nosotros tanto no aseguramos, pero si que es una forma de descansar totalmente diferente.

  • 4. Relajación

Similar a la primera opción de bailar, pero con un concepto más pausado. Si te dedicas al yoga prueba a hacer los ejercicios sin ropa. Verás que las asanas te resultarán más sencillas de realizar y tendrás la opción de practicar nuevas poses que requieran de mayor cantidad de movimientos.

  • 6. Limpiar tu hogar

Y ahora una forma perfecta de rentabilizar tu tiempo: realizar el aseo de tu casa completamente desnuda, ya que evitará que ensucies la ropa, transpires y además hará que te sientas mucho más purificada y conectada con tu hogar. Además, si dejas las cortinas abiertas mientras lo haces, el placer rozará de golpe a la excitación.