La Revolución Española y la toma de la Moncloa


La lista Falciani no para de sacar nombres. Entre ellos podemos ver como figuran varios que pertenecen a la era del franquismo lo que nos lleva a tres conclusiones. Una que en aquellos tiempos de latifundismo y al igual que ocurre en las dictaduras actuales, cuatro elegidos vivían y viven a cuerpo de rey del sudor, del esfuerzo y de las lágrimas del pueblo y por lo tanto, la corrupción política es un derecho que está y estaba a la orden del día. Dos, que vemos como a estos nombres del franquismo le acompañan otros tantos de la democracia lo que nos lleva a la tercera conclusión: seguimos viviendo en tiempos del latifundismo bajo una simple democracia enmascarada. Y para no extenderme más diré que la razón de esto es bien sencilla: aún no hemos realizado nuestra revolución ni nuestra toma de la Bastilla.

Francia tuvo su momento y puso el punto sobre la íes y las guillotinas sobre los cuellos. Otros muchos países también dejaron claro varios siglos atrás quien era el verdadero dueño de sus países. Nosotros por desgracia, seguimos viviendo bajo una enmascarada democracia en la que nos hicieron creer que ya eramos dueños de nuestra vidas y de nuestro futuro, algo que se demuestra en el día a día que nos así.

Pero parece que por fin, en este año 2015, los españoles nos hemos dado cuenta que debemos tomar nuestra Bastilla o más bien nuestra Moncloa, y cortar cabezas (simbólicamente hablando) para de una vez por todas, tomar el rumbo y las riendas de nuestro país y de nuestro ya citado futuro.
Así que llegados a este punto, hemos comprobado que la derecha sigue anclada en el franquismo y la corrupción, que lo que creíamos izquierda no es más que un burdo engaño más e incluso que nuevas fuerzas que enarbolan el 'Poder' ya desde su nombre, tampoco parecen ser de fiar en cuanto se les ha levantado un poco la alfombra. 

Por lo tanto amigos lectores, no digo "na" y lo digo todo: "Quizás pues, sea momento únicamente de las urnas, y nosotros los Ciudadanos".