Super Bowl, la gran 'metáfora no poética' de América | #SuperBowlLaGranMentira


La Super Bowl es esa especie de guerra entre bárbaros cuyo objetivo es demostrar el poder, la fuerza y la ganas de seguir siendo el número 1.


De todos es sabido que la Super Bowl es el acontecimiento deportivo más visto del mundo, pero al mismo tiempo también sabemos que es uno de los deportes más desconocidos y con menos seguidores asiduos del planeta.
El fútbol o soccer inglés sin ir más lejos, es conocido, practicado y seguido de forma constante por una cantidad de público muy superior al del fútbol americano. Pero también es sabido, que la gran final de ese deporte llamado O rey y la cual se celebra cada cuatro años en su conocido mundial, no llega a reunir el mismo número de espectadores (o al menos eso venden las cifras de las cuales siempre he dudado) que la gran final americana.

Y entonces, ¿cuál es la clave de este despropósito? Porqué la Súper Bowl al igual que el país que representa es y son los lideres del planeta?
Pues simplemente por la publicidad.

La Publicidad no sólo es el gran motor que fomenta el poder de la Super Bowl, sino que lo es también de los Estados Unidos. La conocida como USA no es el país más grande del mundo, ni el que más habitantes tiene y ni si quiera el más rico o poderoso, pero en cambio, todos tenemos la idea que USA mueve el mundo y todo gira alrededor de él.


Y esto es simplemente debido a sus publicidad y marketing y más en concreto a los hombres que lo hicieron posible, Esos publicistas que una época llegaron a conocerse como Mad Men y que también representados están en la exitosa serie de Matthew Weiner y que todavía siguen activos y vigentes.
Los Mad Men fueron capaces de vender por todo el mundo una simple y anodina hamburguesa llamada Big Mac; fueron capaces de exportar un veneno como el tabaco bajo la bandera de Lucky Strike; elevar a la categoría de arte algo tan idiota como el Kétchup o hacernos creer que su música, idioma o estilo de vida era por lo que todos debíamos suspirar. Nos metiron su canon de belleza gracias a la publicidad y las rubias durante años reinaron el planeta.
Los Mad Men como aquellos viejos colonos americanos, excavaron la tierra y sacaron oro de donde no lo había e incluso como aquellos aún más viejos falsos alquimistas, convirtieron en oro el simple carbón.


Ahora cada año, tras exportar Papa Noel, Hallowen, el truco y trato, y hasta el Black Friday, nos recuerdan en el mes de febrero que siguen estando ahí, que la Super Bowl es una metáfora no poética perfecta de que gracias a una buena publicidad, el producto es lo de menos y lo que importa es simplemente esa ilusión de ilusionista que nos hace ver un oasis en medio del árido cañón del Colorado.




Super Bowl, la gran 'metáfora no poética' de América fue escrito y publicado primero en y por Lucen Pop