La modelo Lily Aldridge en topless para Maxim


Lily se dio a conocer gracia al mito que otorga toda historia de amor entre una modelo y una estrella del rock que se precie (Jerry Hall y Mick Jagger, Lou Reed y Nico, Bob Dylan y Edie Sedgwick).


La de Lily Aldridge (Los Ángeles, 1985) y Caleb Followill (de 32 años), líder de la banda estadounidense Kings of Leon, tiene su propia canción: Sex on Fire, tonada de título tan explícito como las salidas de tono de su autor, el hijo del predicador devenido en cantante y compositor que tan pronto admitía la cocaína como base de su dieta como declaraba abiertamente su odio a los modernos. Pero eso era antes de conocerla a ella, claro: «Lily me dio la confianza que necesitaba», clamaba en 2010 a la revista Uncut. «El tópico de la top y el rockero no es tal, sino un patrón de convivencia que funciona. Viajamos muy a menudo, nuestra vida no conoce la rutina. Llevamos un ritmo muy loco. Por eso congeniamos», desliza Aldridge por teléfono.

Ahora Lily nos deja un recatado y tramposo topless para la revista Maxim.