Lara Stone | La reina empitonada


Según palabras de la modelo, estas imágenes son una manera de aceptar que a sus 30 años todavía le aguanta su cuerpo, ya que aunque cambió y la flacidez apareció por senos y brazos, todavía sigue haciendo suspirar con su belleza: “Todo el mundo tiene flacidez en los brazos o los senos caídos. Estoy tratando de aceptarlo. Y está bien, porque las cosas que las mujeres pueden hacer con su cuerpo son asombrosas”.