Irina Shayk con Versace en la alfombra roja


Un diseño asimétrico muy ajustado de raso malva, decorado con pedrería de colores a modo de flores y una raja interminable que nos deja ver sus espectaculares piernas musculadas, y todo esto a juego con un llamativo escotazo. Vamos, que el vestido tiene de todo menos tela. Lo ha combinado con sandalias también en malva, de taconazo y plataforma.


Anoche en la gala MET, Irina volvió a demostrar que es una de las 10 mujeres más bellas y sexys del mundo.