Ni Ferrari y Vettel, ni Hamiltom y Mercedes, ni Alonso y su carraca. La estrella del gran premio de Fórmula 1 de Mónaco fue sin duda esa pareja formada por el futbolista del Real Madrid, Cristiano Ronaldo y la modelo inglesa Cara Delavigne.

Bottom Ad [Post Page]

| Designed by Colorlib