Rise of the Tomb Raider, el ejemplo de la caverna fanboy consolera


Si algo negativo tiene el videojuego es el entrar a formar parte de ese grupo sectario, retrogrado y fanboy que forman en nuestro país el fútbol y la política. Si algo tenemos claro es que tanto en fútbol como en política, la gente nace (o los hacen) con una especie de marca ganadera que les obliga de por vida a seguir unos colores e ideales y negar de forma sistemática la opinión o bondades de su presunto "rival".


Por desgracia y tras años, el videojuego ha entrado a formar parte de esta especie de secta anticultural en el que la lógica y la cultura dejan paso al oscurantismo y al fanatismo más radical. Rise of the Tomb Raider viene a ser un ejemplo perfecto de esa lucha constante que mantienen en estos momentos los fanáticos de la marca americana contra los ídem de la marca japonesa. Es decir Microsoft Xbox vs Sony PlayStation. Y paso a explicarme mejor.
Como todos sabemos mediante una poco limpia jugada de Microsoft (compañía desbocada en los últimos años), la jugosa licencia creada por Crystal Dynamics paso a formar parte de los exclusivos de la consola verde. Desde ese día el nuevo capitulo de Tomb Raider es uno de los juegos más aclamados, seguidos, esperados e incluso candidato claro para aspirar al Goty 2015. 

Lo gracioso del asunto es que, el capitulo anterior publicado en 2013 y en el cual se basa este nuevo episodio de Lara Croft, vendió únicamente en el sistema anterior de Microsoft (Xbox 360), 1 millón 900 mil copias desde su lanzamiento hasta el día de hoy contando que el juego se ha encontrado a precios inferiores a los 15€. Si hacemos un calculo nos damos cuenta que únicamente el 2% de los usuarios de Xbox hicieron caso en su día a esta saga venida a menos con el paso de los años. La critica en cambio dejo mejor muestra como despierta el 86 obtenido en base Metacritic.



Pues bien, este dato demuestra que la única razón del ferviente amor a Lara Croft deriva solo por su condición de exclusivo y baza clave para poder sacar pecho ante el rival. Por el otro lado, el juego va a pasar directamente a ser un juego de segunda fila (al no ser que la exclusiva temporal sea muy corta) y a ser considerado como una franquicia menor teniendo en cuenta que siempre ha sido muy querida por los usuarios de PlayStation. Es triste pero es así, el videojuego ya no se rige por lógica sino simplemente por colores.