New Order presenta "Plastic", su nueva canción


Son leyenda y pocas bandas supieron reinventarse tan bien y de un modo tan efectivo y oportuno como Joy Division. Muerto Ian Curtis tras colgarse de una viga de la cocina, la banda no lo tenía nada fácil: estaban adscritos al post-punk, un género con unas fronteras estéticas muy delimitadas y el Curtis era un tipo que se comía al resto de la banda, los eclipsaba con su voz grave y sus movimientos espasmódicos. Ni cortos ni perezosos, Bernard Sumner, guitarra y teclados, Peter Hook, bajista, y el resto de miembros dieron volantazo a su sonido y se entregaron a las mieles del sintetizador, sin dejar la épica post-punk, y pergeñaron una serie de discos que ya forman parte del imaginario colectivo, con clásicos como "Bizarre Love Triangle" o "Blue Monday".


Durante esta última década, la banda ha tenido sus más y sus menos. Aunque más menos que más, todo hay que decirlo. Peter Hook no pertenece a la banda desde 2007 y su último trabajo conjunto data de 2005, el notable "Waiting For The Sirens' Call". Su nuevo disco, ya sin el carismático bajista, se publicará el próximo 25 de septiembre, en el sello Mute, y tendrá por nombre "Music Complete" suponiendo, según palabras de Sumner, su regreso a la pista de baile, aparcando un poco las guitarras que han tenido, siempre, un papel destacado en los últimos trabajos. La producción del mismo corre a cargo de la propia banda, Stuart Price y, atención, Chemical Brothers.