Carrie Fisher Leia envejeciendo en tiempo real | Antes 30 años después


Todos los fans vieron el esperado trailer de Star Wars: The Force Awakens, pero lo que sorprendió más del adelanto no fueron las explosiones, sables de luz o el lado oscuro, sino el viaje a la nostalgia con laaparición de Harrison Ford como “Han Solo” y Carrie Fisher quien interpreta a la"Princesa Leia", al natural, con su pelo canoso y arrugas en el rostro.


Esto no debería ser sorpresa en la vida real; han transcurrido más de 30 años desde el estreno de esta película, pero estamos hablando de Hollywood, una tierra donde es casi un delito engordar y envejecer al ritmo natural que indica la naturaleza.
Carrie Fisher, que cumple hoy 59 años, ha sido durante años una cronista brutalmente honesta con la industria hollywoodense y con sus propias lucha, como su adicción a las drogas y alcohol, trastorno bipolar  que la tuvo hospitalizada hace apenas dos años,  el sobrepeso y, en la actualidad, los signos del envejecimiento.
Pero Carrie se lo toma con humor. De hecho, bromeó de su situación cuando se supo que iba a ser parte de la última entrega de Star Wars:

"Me gusta que Disney me haya contratado porque antes no me querían. Y me gusta que vayan a hacer una nueva película porque eso significa que me enviarán un entrenador a casa y que me pondré en forma. Así que estoy aprovechando para comer un montón de dulces para que cuando llegue el momento de perder peso, me haya comido todos los dulces posibles".