Halle Berry y Olivier Martinez rompen



Madre mía que hay tardes que se despista una y cuando coge el ordenador para hablaros de tonterías de esas que nos alegran la vista a todos vas y después de encontrarte con el chaparrón del otoño lo siguiente es un divorcio de los sonados, que sí, que los días son grises ya y se acabó el amor para Halle Berry y Olivier Martinez.


Con pesar hemos tomado la decisión de divorciarnos. Seguimos adelante con amor y respeto el uno por el otro y centrados en lo mejor para nuestro hijo. No deseamos otra cosa que la felicidad del otro y esperamos que se respete nuestra privacidad y, lo que es más importante, la de nuestros niños, en este complicado momento

Dos años les ha durado el matrimonio a Halle Berry y al francés, de apellido de Cuenca, Olivier Martinez hasta que han llegado las ya consabidas y habituales diferencias irreconciliables. Eso sí, os recordamos que llevaban juntos desde el 2010. Dice la siempre presente fuente de fiar que tienen caracteres incompatibles. Se casaron en un Chateau en Borgogna, con ella ya embarazada de su hijo Maceo. Lo que siempre fue menos discreto fue la relación a tres con Gabriel Aubry porque ella se quería llevar a la niña de ambos a Francia e incluso una vez los dos se dieron unos guantazos.

Es que de hecho entre que Halle debe de ser un poquito especialita y que Olivier tiene un carácter para darle de comer a parte lo mismo este matrimonio era una bomba de relojería. Es más se dice que los prontos del francés no ayudan, cosas como sacudirle a un fotógrafo con la sillita del coche de Maceo. Lo que si se cuenta es que hay un acuerdo prematrimonial, así que no se pegarán por los dineros, y que ella no va a pedir la custodia exclusiva del niño porque quiere lo mejor para la criatura. Veremos a ver en qué queda.