El polémino desnudo de Cristina Pedroche en Twitter y su "No Paco León"


Algo parecido al simulacro de la foto de cabecera e inferior, es lo que tenía que haber cumplido nuestra protagonista de hoy. Cristina Pedroche hizo hace dos años una promesa: «Si llego a los dos millones de seguidores [en Twitter], hago un Paco León», es decir, que publicaría en su cuenta en la red social una fotografía suya completamente desnuda.


Pues bien, la siempre mediática Cristina Pedroche acaba de superar estos días la esperada cifra por lo que, en consecuencia, debería cumplir su juramento. Así lo creen muchos de sus fans que, hartos de ver en la política promesas incumplidas, están presionando a la presentadora de Pekín Express y colaboradora de Zapeandopara que haga honor a su palabra.


La promesa se remonta al año 2013 en respuesta a la pregunta de Marta Márquez para Fórmula TV, que quería saber qué haría Cristina Pedroche si superase esa descomunal cifra de seguidores.

La flamante esposa del cocinero David Muñoz posiblemente veía tan lejana ese número en aquel momento que se lanzó a decir algo que pensaba que nunca se vería obligada a cumplir y, de paso, dar un jugoso titular.
Pero las redes no olvidan. Y ahora miles de usuarios le piden que siga adelante con «su Paco León». El propio actor, conocido por interpretar al Luisma en Aída, no ha dudado en sumarse a la presión sobre la presentadora.
Pero, ¿qué significa hacer «un Paco León»? Los hechos se remontan al mismo año 2013 en el que Pedroche pronunciaba esas palabras. Poco antes, el popular actor también hizo una promesa similar, aunque con un número más bajo de seguidores. Concretamente, un millón.
Y él, sin cortarse un pelo, cumplió sus palabras sin ningún tipo de truco ni pudor.


Así que es normal que, ahora, él sea uno de los abanderados del desnudo integral de la Pedroche.

De todas formas, la presentadora, que está escurriendo el bulto en lo relativo a este tema, se mostró algo receptiva al reto lanzado por su colega y se declaró dispuesta «solo si tú me ayudas».


Es probable que ella, sin embargo, empiece a desarrollar todo tipo de excusas para zafarse de la situación. De hecho, en un programa de Zapeando un año después de la jugosa declaración, El Cristina Pedroche, colaboradora del espacio hacía la misma promesa, pero con un matiz que le incluía una fecha de caducidad. El plazo terminaba el 31 de diciembre de ese año.