Salma Hayek y su escote el los L.A. Films Awards


Hay mujeres que se atreven a retar el paso del tiempo y la gravedad. Salma Hayek es una de estas deidades elegidas que demuestra que es de una especie divina que sabe sortear el paso de tiempo y vivir ajena al deterioro de su belleza. Anoche en una gala en Los Ángeles lució un vestido rosa que la convirtió sin duda en la reina de la velada.

Sin más dilación cortamos el rollo ya que lo importante de todo esto es poder apreciar la imagen de Salma, algo que ya habéis hecho.