Margot Robbie luce una nueva figura mientras se estrena la nueva Tarzán


El actor sueco de 39 años y la actriz australiana protagonizan el nuevo largometraje basado en las aventuras de este personaje creado por Edgar Rice Burrughs, que llega a los cines españoles este viernes y que cuenta con un punto de partida "inteligente" que "sorprenderá al público", según los intérpretes. Mientras todo esto ocurre en las salas cinematográficas, la actriz continua sus vacaciones en Hawaii donde luce una figura más relajada de lo habitual y disfruta del surf.


En la nueva producción, en la que también participan Samuel L. Jackson y Christoph Waltz, Tarzán y Jane no se encuentran en la selva africana, sino en la lluviosa Inglaterra victoriana, donde reciben una oferta del rey de Bélgica, que los hará enfrentarse al colonialismo que impera en el mundo en el que vive esta pareja.

"Hemos adaptado la relación entre Tarzán y Jane. Están enamorados locamente pero en versión contemporánea. Son independientes el uno del otro cuando están separados, pero cuando están juntos ves que Tarzán necesita a Jane tanto como ella lo necesita a él", explicó la rubia actriz ataviada con un vestido negro atado al cuello. Robbie, conocida por protagonizar 'El lobo de Wall Street' con Leonardo DiCaprio, remarcó con una sonrisa que el atractivo de este filme se encuentra en que "Tarzán y Jane cuentan el uno con el otro" y que no solo es la "mujer" la que precisa de ayuda del "hombre". "No queremos poner en duda o desacreditar su amor, pero es cierto que cuando están separados (en la cinta) están bien", remarcó.