Los tatuajes de Jessica Alba


Siempre hemos dicho que glamour y tatuaje no van de la mano. El tatuaje está mucho más cerca del chonismo que del estilo y por eso nunca hemos entendido los tatuajes en algunas estrellas del cine y eso le ha sucedido a Jessica Alba, quien acaba de confesar en una entrevista que ya no se identifica con sus tatuajes.


"Nunca estarás en el mismo sitio emocional y mentalmente a los 18 que a los 20, 25 o los 30", comienza a explicar.
"Algo que es importante para ti cuando eres joven puede que ya no lo sea 5 años después. Hay que entender que los tatuajes son para siempre. Yo tengo algunos de ellos y ya no me identifico con ellos de la manera en que lo hacía antes", ha revelado.
Jessica Alba está siendo realmente honesta respecto a sus tatuajes, que apenas exhibe últimamente y que podría estar intentando eliminar con láser. Al menos, la guirnalda que tiene en la nuca cada vez es menos visible . La actriz y empresaria tiene un lacito al final de la espalda y lo que parece un símbolo en sánscrito en la muñeca derecha.

Alba revela en la misma entrevista otro arrepentimiento de sus primeros años como famosa, y es haberse maquillado demasiado. La ahora gurú de la belleza -su empresa, Honest, tiene una completa colección de makeup reconoce que en su día se maquillaba en exceso y que tenía que haber optado por un look más natural , como el que vende ahora. Al menos, esto tiene una solución más sencilla que sus tatuajes.