Lindsay Lohan en topless en Instagram


La actriz subió a Instagram una fotografía muy sensual en la que aparecía luciendo su cuidada figura sin ropa interior mientras se hacía un selfie en el espejo. Al cabo de unos minutos, la intérprete se arrepintió y decidió borrar la imagen. Ya era tarde y la instantánea corría como la pólvora por la red.

Fue tras varios 'likes' cuando, al parecer, Lindsay Lohan pensó que la foto desplegaba una excesiva sensualidad, por lo que la eliminó. Algunos, entonces, aseguraron que la fotografía formaba parte de una estrategia de marketing para los negocios nocturnos que está estrenando.

Dejando al margen su foto 'censurada', Lindsay se convirtió en noticia este lunes al filtrarse varias grabaciones en las que Donald Trump, candidato republicano a la Casa Blanca, reconocía que la actriz aparecía en sus fantasías sexuales: "Lohan probablemente tiene muchos problemas, y en consecuencia, será muy buena en la cama", afirmaba en una entrevista de 2004 recuperada por la CNN.

"¿Puedes imaginar sexo con esta problemática adolescente? Las jóvenes rebeldes buscan amor y una figura paternal que las cuide", continuaba el candidato, quien se ofrecía para cuidarla, pero en la cama. Unas fuertes declaraciones que han provocado que su mujer, Melania, haya salido en su defensa, señalando que su marido se vio "incitado" a realizar estos "sucios" comentarios.