Shailene Woodley arrestada


Shailene Woodley ha dado con las narices en la cárcel y no ha sido por un nuevo papel en una película, no. Se ha metido en un buen lío por protestar. La actriz estaba en Dakota en una concentración para frenar la construcción de un oleoducto y la lió parda porque… ¡era una propiedad privada!
Shailene quería evitar que la infraestructura atravesara un paraje junto con otras 300 personas y, lo único que consiguió, fue que la policía la detuviera. “¿Por qué estoy siendo arrestada? ¿Es porque soy famosa? ¿Es porque la gente sabe quién soy?", preguntaba la actriz al ver que era la única a la que habían detenido.
Y lo mejor es que compartió en vivo y en directo el momento en que llegan los antidisturbios.