Ana Pastor y su marido, el periodista Antonio García Ferreras, llenan entre los dos una buena parte de la parrilla de laSexta y además ambos pueblan las redes por los amores y desamores que despiertan, y más en tiempos de gran polarización de la política.

Hace ya 18 años que Antonio García Ferreras, por entonces director de informativos de la cadena SER y después director de laSexta, apareció por Sevilla con una joven y desconocida periodista que iba en chanclas y cuyo nombre todo el mundo quería conocer. Él tenía 35 años y la reportera 24.
Era Ana Pastor, quien, apenas dos décadas después, no solo es la pareja (no están casads) del que fue su jefe sino la madre de sus dos hijos. Además, Ferreras y Pastor, que podrían dar nombre a un despacho de abogados, es casi una marca de poder mediático porque entre ambos se han convertido en una de las parejas más poderosas no ya del periodismo en España sino del poder en general, por la capacidad de influencia que aglutinan.
Cuando se enamoró de aquella veinteañera morena, Ferreras ya había sido responsable de comunicación del Real Madrid gracias entre otras cosas a su extraordinaria relación con Florentino Pérez. Pero si el director y presentador de Al rojo vivo se ha convertido en una figura de gran poder, Ana en este tiempo tampoco se ha estado quieta.

Esta representante de la llamada nueva izquierda caviarno estudió Periodismo en la universidad pública sino que cursó la carrera en la universidad privada San Pablo-CEU, cara y propiedad de la Iglesias. Eso sí, después Pastor comenzó como becaria en la cadena SER. De la emisora de PRISA pasó a Televisión Española en 2006, como presentadora del espacio 59 segundos. Era la RTVE de Zapatero. De ahí ascendió a conductora del programa de entrevistas Los desayunos de TVE en 2009.
Pero en 2011, tras la victoria del PP en las elecciones generales, Pastor tuvo que dejar la cadena pública y fue acogida en la CNN en Español. Poco después recaló en la cadena que ya por entonces regentaba su novio: La Sexta.
Y en la emisora de Atresmedia lleva desde el año 2013, haciendo programas como El objetivo. También presenta ¿Dónde estabas entonces? y como empresaria tiene el medio basado en la verificación de los datos ('fact-checking') que políticos y portavoces públicos lanzan en sus intervenciones.
En octubre de 2017 Pastor registró una nueva empresa, Newtral Media Audiovisual SLU, en la que figura como administradora única, y que se constituyó con un capital social de 5.000 euros. Newtral se presentaba como un equipo "formado por periodistas independientes sin relación alguna con ningún partido político, lobby privado u organización similar".

En la empresa de Ana Pastor trabaja un equipo de casi 70 trabajadores y Tomás Pastor, hermano de Ana, es el CEO de la empresa. Se ha publicado que Newtral facturó en el primer semestre de 2019 360.000 euros, de los cuales la mayor parte corresponderían a la realización de Donde estabas entonces para laSexta. Además, en mayo de 2019 registró otra empresa, también como administradora única: Benewtral SL, con un capital social de 3.000 euros.
Pero Ana Pastor no solo ha continuado con su trabajo en El Objetivo, debates, etc., sino que ha sacado adelante el ya citado proyecto profesional llamado Newtral Media Audiovisual, una sociedad limitada unipersonal que constituyó a finales del año 2017.
Pastor es la accionista mayoritaria y administradora única. La empresa se dedica a la verificación de datos y justifican su existencia ante la avalancha de fake news. Recordemos que Facebook puso en marcha un programa en el que tres empresas externas revisaban la veracidad del contenido publicado en español. Junto a Maldita.es y la agencia de noticias AFP, la entidad de Pastor, Newtral, es una de ellas.

En estos días extraños en los que todos los sentimientos es ideologías están más a flor de piel, Ana ha sido objeto de comentario por parte de Alvise Pérez, un ex asesor de Toni Cantó, actor y diputado autonómico de Ciudadanos por Valencia. Federico Jiménez Losantos se refiere a la empresa de Ana Pastor como Newtrola, apodo muy bien acogido en redes sociales, por el supuesto sesgo ideológico de los supuestos verificadores imparciales.
El youtuber canario Alvise Pérez hablaba del control de los contenidos de Whatsapp y los supuestos intentos del Gobierno de aprovechar la pandemia para, en general, restringir y dificultar las críticas. Y lo ha hecho atacando a Ana Pastor y su citada empresa Newtral.
Newtral, además de producir formatos de televisión, es de alguna manera el "juez" que decide qué contenidos son o no veraces en determinadas redes sociales, lo que unido al anuncio de que Gobierno de que "monitorizará" las redes sociales e incluso implantará apps para que se sepa quién está contagiado, ha sido un tema muy polémico.
La propia Ana Pastor explicaba su papel en todo esto, con un mensaje en el que detallaba qué hace Newtral, o qué hay de cierto en la supuesta censura ideológica en Whatsapp y cómo funcionan empresas como la suya en otros lugares del mundo:

El debate sobre si una empresa privada puede ser juez de derechos fundamentales como la libertad de expresión cuando además es parte del tablero informativo, con posiciones muy marcadas además, está servido.
Para el citado tuitero, Alvise Pérez, Newtral es una herramienta al servicio del PSOE, y afirma que fue un dirigente socialista quien registró el dominio para la marca. Afirma el youtuber que su facturación ha subido como la espuma gracias a las amistades políticas y que, bajo la apariencia de perseguir fake news, en realidad elimina críticas y favorece los bulos gubernamentales.
Según su teoría, el poder ha hecho un hueco a la propia hermana de Ana Pastor, Marta, que en el pasado trabajó para el madrileño Tomás Gómez y para la andaluza Susana Díaz. Así lo dice el propio influencer:
Por supuesto, Ana Pastor niega todas las informaciones sobre ella y no es la única. Ignacio Escolar, director de eldiario.es, está al otro lado en este debate y califica al influencer de "agitador de ultraderecha":
Estos enfrentamientos cruzados prometen emociones venideras, pero ya de entrada han roto moldes y provocado ríos de tinta en las redes sociales, donde los periodistas suelen ser autores de noticias, pero no protagonistas. Aunque en este caso, obviamente, asistimos a una estruendosa excepción.



Ana también quiere ser sexy, y además lo consigue. Vivir en La sexta debe ser complicado para una mujer, más cuando en el set de al lado tienes todos los días los cuerpos de la Morgade, la Simón o la Pedroche, luciendo de forma bastante expresiva cada parte de su anatomía, pero, Ana Pastor demostró el otro día que ella no se amilana y que también sabe decir a España que tiene un buen perfil, un buen abdomen y seamos claros: un buen culo. Las imágenes van a demostrar que entre tanta corrupción y seriedad, Ana Pastor puede dar algo de color y de calor.


Ayer con Pedro Sánchez

La periodista acabó la entrevista con un agradecimiento irónico hacia el presidente. El encuentro se convirtió en primer trending topic de la noche con las respuestas de temas como la exhumación de Franco, la prostitución, su tesis, el desafío soberanista catalán y la equiparación salarial, entre otros
16.09.2018

Ana Pastor ha cambiado esta noche el plató de El Objetivo por uno de los sofás de la Moncloa en el que ha entrevistado a Pedro Sánchez por primera vez.

Aunque el socialista había sido invitado al programa de laSexta en varias ocasiones, nunca había asistido hasta que ahora, convertido en presidente del Gobierno, ha accedido a responder a las preguntas de la periodista. Ella no ha dudado en recordárselo en su despedida:

"Le agradezco mucho al presidente del Gobierno que cinco años después haya cumplido la promesa de estar aquí, en El Objetivo, muchas gracias presidente".










Ferreras, Ana Pastor y el guitarrista desnudo en Nueva York


Un periodista nunca sabe lo que puede pasar cuando se enfrenta a una conexión en directo, y sino que le pregunten a Ana Pastor. La presentadora de laSexta se encuentra en Nueva York esta semana cubriendo en primera persona las elecciones de EEUU y la noche clave, la de los resultados, la ha pasado en la sede del Partido Republicano, donde se ha encontrado todo tipo de seguidores de Donald Trump.


En plena conexión en directo con Antonio García Ferreras, la periodista ha vivido un incómodo momento por culpa de uno de los guitarristas semidesnudos que transitan por la Gran Manzana, y que quería mostrar abiertamente su apoyo al candidato republicano. Aunque a ella no le ha importado en un primer momento aparecer ante la cámara junto a él, el artista callejero, vestido únicamente con unos calzoncillos blancos y una bandera estadounidense, no ha parecido entender la indirecta de la presentadora cuando le ha animado a seguir a lo suyo y volver a tocar.

Bottom Ad [Post Page]

| Designed by Colorlib