Crítica de 'La alta sociedad' de Bruno Dumont | ****



'La alta sociedad' es la nueva película del prestigioso director francés Bruno Dumont y de nuevo bebe de los tonos a medio camino entre la comedia absurda, el costumbrismo y el surrealismo que ya latía en la mini serie para la televisión El pequeño Quinquin. Fue la primera vez que Dumont practicaba el humor en sus películas, que siempre se han dejado arrastrar por la fuerza de la tragedia. En esta ocasión ha llevado la fórmula de comedia negra con un punto disparatado y onírico hasta un nuevo estatus mucho más salvaje e insensato. En La alta sociedad late el espíritu de Federico Fellini y por supuesto de su congénere Jacques Tati quien siempre deja algo en cada cineasta galo.

Pero hay más, como ya vimos en nombres como los de Jean-Pierre Jeunet o Marc Caro, hay también influencias visuales del cómic belga y una querencia por el slapstick a la hora de articular una serie de gags muy físicos y básicos. Detectives obesos que terminan inflándose como un globo y saltando por los aires, apariciones marianas que conducen al éxtasis, caníbales locales, romances transgénero, incestos, desapariciones, una investigación que nunca llega a buen puerto y un sin fin de tramas grotescas y disparatadas que también nos hacen recordar los inicios de Terry Gilliam, un nombre que también flota de forma remanente sobre esta aclamada nueva obra del cine vecino.

En definitiva, una obra interesante aunque quizás no llegue a la calidad habitual del director ya que al final, todo cuanto uno recuerda de 'La alta sociedad' al salir del cine son los chistes de gordos, los acentos raros y los andares de avestruz beoda de Luchini. Quizás los fácil es pensar que después de todo, lo mejor sea que Dumont deje de intentar divertirnos y vuelva a centrarse en deprimirnos, algo en lo que parece más experimentado y natura de su forma de entender el cine. Pero en nuestra opinión, es de agradecer que los cineastas salgan de su habitat natural y nos ofrezcan obras distintas que nos creen interés aunque solo sea antes de entrar a la sala. Como reza el dicho, la felicidad se encuentra en la antesala del éxito.

Puntuación: ****

Género: Drama, Comedia Director: Bruno Dumont Guión: Bruno Dumont Reparto: Juliette Binoche, Valeria Bruni Tedeschi, Fabrice Luchini, Angélique Vergara, Jean-Luc Vincent

Argumento: Verano 1910. Varios turistas han desaparecido mientras se relajaban en las hermosas playas de la costa Channel. Inspectores infames, Machin y Malfon, pronto deducen que el centro de la catástrofe de estas misteriosas desapariciones debe ser Slack Bay, un lugar único donde el río Slack y el mar se unen en la marea alta. En ese lugar vive una pequeña comunidad de pescadores y granjeros de ostras. De ahí sale una curiosa familia, los Bréfort, barqueros conocidos de Slack Bay, dirigidos por el padre apodado "El Eterno", quien hace lo posible por dominar a su grupo de hijos bromistas, especialmente al impetuoso Ma Loute, de 18 años.





Comentarios