Emily Ratajkowski y su chándal blanco



Emily Ratajkowski, la chica del videoclip censurado que se convirtió en la mujer más sexy del mundo ahora vacila de cuerpazo para un comercial totalmente vestidita de blanco.


La joven inglesa comenzó en una serie infantil, pero saltó a la fama por su desnudo en el clip de ‘Blurred Lines’, el hit de Robin Thicke. El reconocimiento le valió llegar al cine y múltiples portadas de las revista de lifestyle más importantes. Ya en su primera incursión en la pantalla chica llamó la atención por su belleza. Sus piernas largas, sus labios carnosos, sus rasgos delicados. Con 18 años, participó en solo dos capítulos de la serie infantil Icarly, de Nickelodeon, en la que encarnó al amor platónico de uno de los personajes principales, Gibby. Cada aparición suya en escena robaba miradas, cautivaba.

Ahora ya sabéis lo que es: la mayor bomba sexual de la década.


Comentarios