Desnudos y sexo gay en 'American Gods'


Es una de las grandes series del año y va cargada de todo.


No se vosotros, pero personalmente cuando una serie o una película debe recurrir al morbo fácil, al sexo explícito o a los desnudos gratuitos, pienso que es porque o poco confían en sus cualidades innatas, o simplemente y en el menor de los casos, porque es algo innato y puro que va implícito en el espíritu de la obra. 'American Gods', la obra de Starz que tanto está dando que hablar, es simplemente y de momento, por el morbo y lo explicito de sus escenas. Incluida y sobre todo la mayor escena de sexo gay visto hasta ahora en televisión. En su defensa apuntar que su morbo va implícito en la obra original de la que proviene, así, que en este caso, confiamos en la buena intención de la obra de Starz.

Lleva tres capítulos emitidos que se pueden ver en Amazon Prime Video España, la serie presentada como una de las series del año ha revolucionado las redes con una explícita escena de sexo gay. Starz siempre se ha caracterizado por los desnudos de sus series, y que nadie niege que una de las causas del éxito de Juego de tronos ha sido también por lo mismo. Starz eso sí, ha apostado siempre más por lo homoerótico. Ya en Spartacus nos hinchamos a ver enormes vergas y por ejemplo, fueron culpables de convertir al mismo Capitán Flint de la serie Black Sails en un legendario pirata homosexual. 
Ahora la homosexualidad continúa en su nueva serie como ya hemos comentado de la escena viral que tanto está dando que hablar en las redes sociales.

La trama principal de la serie, que es una adaptación de una novela de Neil Gaiman, son las relaciones entre los mortales y antiguos dioses ahora reconvertidos en aparentes civiles corrientes. Estas relaciones han llegado a tal punto de ver en la cama a Salim, un inmigrante de Oriente Medio residente en Nueva York, y el Jinn, un viejo dios árabe que vive su nueva vida como taxistade la gran ciudad. Estos dos personajes, interpretados por Omid Abtahi y Mousa Krais, han llegado al culmen de su relación protagonizando la escena de sexo gay más explícita de la televisión estadounidense hasta el momento.

Bryan Fuller, su creador, justifica este tipo de escenas como una forma de hacer ver al mundo que las tendencias sexuales distintas a lo socialmente canónico, no son una aberración sino una simple opción. Así, piensa que esto debe abrir la forma de pensar de algunas culturas que siguen ancladas en el medievo.


Algo casi más explícito que la propia escena, han sido las palabras filtradas de Fuller tras ver las primeras imágenes rodadas de las escena, las cuales mandó a repetir de la siguiente manera:
"A menos que él tenga una polla de 30 centímetros y con forma de bastón de caramelo y pueda follar desde las esquinas, su pene no está entrando dentro del otro. Así que tenéis que volver ahí y ver dónde están los agujeros".

Sin duda American Gods ha entrado fuerte y no sabemos si será el nuevo Juego de tronos, pero al menos promete acercarsele.

Comentarios