El descuido de ropa interior de Kirsten Dunst


Algunos pensarán que ser actriz en las superproducciones de Hollywood es la mejor profesión del mundo: parece divertido, asegura fama y glamour, y da mucho dinero. Pero algunos actores no lo ven igual.


En una larga entrevista que mantuvo con el Times, Kirsten Dunst aseguró que estuvo a punto de abandonar la interpretación para siempre. "Hubo un momento en que no sabía si estaba realmente haciendo lo que me gustaba", dijo.
¿Por qué? Para entenderlo, debemos hacer un pequeño repaso a la carrera de la actriz. Dunst se estrenó en 1989 con un pequeño papel para la película 'Historias de Nueva York' (Allen, Coppola, Scorsese), y desde entonces se ha movido como Pedro por su casa en películas indie de todo tipo, aunque siempre se la recuerde por sus múltiples colaboraciones con Sofia Coppola.



NO TE PIERDAS...

Comentarios