Una Colossal Anne Hathaway | Crítica de la película by Cinematte


Las grandes esencia van siempre en frascos pequeños y con perfecto packaging



Lo independiente y lo mainstream no pueden teóricamente ir de la mano, es más, asociar indie con blockbuster es algo insólito que hemos visto en contadas ocasiones (quizás aquel Monstruoso de Matt Reeves del 2008). Pues bien, esa imposible fusión perfecta puede ser que haya llegado y lo hace uniendo el pequeño cine español con el megalómano mundo del cine norteamericano.

Gloria es una mujer que tiene problemas con el alcohol y decide, cuando su novio la deja precisamente por ese motivo, abandonar Nueva York y regresar al pueblecito en el que se crió. Allí recupera el contacto con un viejo amigo e inicia una nueva vida, pero todo da un sorprendente giro cuando un monstruo gigante aparece en Seúl y ella descubre que tiene una conexión sobrenatural con la criatura que está destruyendo la capital surcoreana. A partir de esta loca premisa, con la que uno podría esperar tal vez una comedia surrealista o un homenaje friki y algo frívolo al género kaiju (el cine de monstruos nipón), Vigalondo construye un relato profundo, una historia de personajes en la que el núcleo de todo es Gloria.


La crítica

Puntuación: ****


Vigalondo es una de esas fuerzas creativas que rezuma genialidad en cada una de sus intervenciones. Pero, es también pausa y profundidad, así el cine de Nacho siempre lleva una subcapa lingüística que nos aporta algo tanto sobre los protagonistas que hay dentro de la pantalla, como sobre los que habitamos fuera de ella. es decir, como hizo Woody Allen en 'La rosa púrpura del Cairo', Vigalondo es capaz de crear esa ensoñación que funde realidad y ficción. Y lo hace y eso es lo difícil, de forma creíble y lógica.

Por tanto, en Colossal vemos a una mujer joven incapaz de madurar, excesivamente dependiente de los hombres y cuyos monstruos interiores se acaban manifestando de la forma más literal e impactante imaginable. Pero que nadie tema, la metáfora no es un mero sueño o una fantasía, la criatura existe y destruye y mata, pero también sirve para representar una batalla mucho más íntima y humana. El genial disparate de 'Colossal' no te deja parpadear, y Anne Hathaway tampoco.
La llamada nueva novia de América llena la pantalla y consigue esa atracción fílmica que pocas estrellas consiguen de forma natural. Vigalondo sabe que la cámara ama a la Hathaway con solo su imagen, así que decide de llenarla de humanidad para crear uno de sus mejores personajes hasta la fecha.

Además, otra de las grandezas del filme además de "sus bestias" es su perfecta mezcla de géneros para crear así algo inclasificable. En Colossal hay humor, pero no es una comedia; hay amor, pero no es una película romántica; hay drama pero no llanto; hay kaiju oriental pero no un Godzilla; hay acción pero no blockbuster así, que simplemente hay cine que no entiende fronteras, marcas y normas excepto una. la de atrapar gracias a una historia y a unas puesta en escena a todo aquel que se acerque a la que creemos es la mejor obra de Nacho Vigalondo hasta la fecha y la que debe abrirle las puertas de Hollywood. Sobre todo, por la propia salud del cine Hollywoodiense.




NO TE PIERDAS...

Comentarios