Crítica de 'Descontroladas' | El regreso de Goldie Hawn | Cine de mujeres



El regreso a la gran pantalla de Goldie Hawn.



El verano trae entretenimientos ligeros y la verdad es que se agradecen. Uno clave de este año es la comedia 'Descontroladas' (Snatched), una buddy movie de mujeres interpretada por Amy Schumer y una excesivamente colagenada Goldie Hawn que aún así, no evita que podemos disfrutar de ella como antaño.

15 años de ausencia en la pantalla grande. Desde The Banger Sisters no veíamos a la Hawn dando lo mejor de ella y para eso ha contado con un guión de la escritora Katie Dippold, a quien ya pudimos disfrutar en el remaster de Cazafantasmas.

Puntuación: ***

Jonathan Levine es el encargado de dirigir a Schumer y Hawn en una disparatada comedia donde una madre y una hija deben sufrir mil y una desventuras aunque eso sí, todo bajo divertidos e hilarantes gags que son lo mejor de la función. No es una obra maestra de la comedia, pero sí como ya hemos dicho, un buen divertimento para disfrutar del aire acondicionado que ofrecen las salas de cine en verano.
Schumer interpreta a Emily, quien, en la rápida apertura, es despedida de su trabajo de venta al por menor y luego desechada por su novio (Randall Park). Ya has visto a esta chica antes: Irresponsable, irreprimible, salvajemente autocensurada y con la boca húmeda hasta el extremo - es sencillamente la clásica Amy Schumer - , y las reacciones a Snatched pueden de hecho reducirse a lo que uno siente por la protagonista, combinado eso sí, con su innegable habilidad y carisma, lo que la convierte en una alternativa a las tradicionales reinas rom-com y brom-com. La presencia de Schumer en una película es una marca, si no necesariamente de calidad, al menos de diversión.


Lo mejor es que el carácter y el humor de esta se unen al de comedia de la vieja escuela en la piel de la diosa Hawn como la madre sobreprotectora de Emily, Linda. Una divorciada que vive con un par de gatos y su hijo agorafóbico (Ike Barinholtz). Las estrellas consiguen una química decente que mezcla la elegancia aturdida de Hawn con la soez de Schumer. Como ejemplo la escena en la que Linda escribe a Emily en su muro de Facebook.
A mitad de filme, la obra pasa a los caminos de la comedia negra con villano incluido en la piel de nuestro Oscar Jaenada, alias Morgado. A partir de aquí todo se vuelve disparatado con viaje al Amazonas incluido y la presencia de la siempre agradable y simpática Joan Cusack.

Así que Snatched son 91 minutos que no pasarán a la historia pero que sirven para reencontrarnos con Goldie Hawn bien acompañada. Ver algunos chistes y gags habituales de la Schumer sobre la feminidad y entre medias un poco de aventura y acción que viene de perlas para esas tardes de veranos donde uno no sabe que hacer, siempre es de agradecer.
Es estreno en España está previsto para el 11 de agosto.

NO TE PIERDAS...

Comentarios