La actriz china Fan Bingbing reaparece tras su escándalo con Hacienda


Dos semanas después de reconocer públicamente que había defraudado a la Hacienda china, y que se le impusiera una multa de 111 millones de euros, la actriz Fan Bingbing, la estrella más famosa y mejor pagada de toda China, ha sido vista por primera vez en público.


En unas imágenes distribuidas por las redes sociales chinas, se ve a la artista, de 37 años, con unas grandes gafas de sol y una gorra que le tapa parte de la cara, mientras sale del aeropuerto internacional de Pekín. Un hombre que la acompaña le oculta parcialmente el cuerpo tras un paraguas negro abierto.
Durante todo el verano, Fan estuvo en paradero desconocido. Algo insólito, visto que estaba a punto de estrenar película de aspiraciones internacionales y, en condiciones normales, estaría metida de lleno en actos de promoción. Los rumores apuntaban a que, tras la denuncia de un periodista de televisión, había quedado detenida y las autoridades chinas la interrogaban sobre sus pagos a Hacienda.

Los rumores se confirmaron este 3 de octubre, cuando las autoridades locales de la provincia de Jiangsu (este de China), donde reside, informaron de que una investigación había encontrado que Fan y sus empresas de producción habían defraudado centenares de millones de yuanes (decenas de millones de euros) al firmar contratos dobles: en uno se mencionaba la cantidad precisa a recibir, y en la copia destinada a Hacienda, una cifra mucho más baja. Como consecuencia, las autoridades fiscales chinas han anunciado una campaña contra la evasión de impuestos en el sector cinematográfico: aquellos que se pongan al día de lo no pagado en los dos últimos años podrán acogerse a una amnistía. El resto, tendrá que atenerse a las consecuencias.
La estrella, una de las figuras más poderosas en el mundo cinematográfico chino y que hasta este episodio parecía intocable, emitió contrita una disculpa en las redes sociales en las que reconocía su error, aceptaba la multa y reiteraba su lealtad al Partido Comunista, para que no quedara duda de qué institución es lo más importante en China. “Sin las políticas favorables del Partido Comunista y del Estado, sin el cariño del público, no hay Fan Bingbing”.

La caída en desgracia de Fan, conocida en Occidente por películas como X-Men, Días del Futuro Pasado, ha arrastrado también a su película, según medios chinos. La ambiciosa cinta, a la que se había dado el título internacional Unbreakable Spirit (Espíritu Inquebrantable), también estaba protagonizada por Bruce Willis y en ella actuaban otras estrellas internacionales como Adrien Brody o el surcoreano Song Seung-Hon. La película, que había tardado ocho años en completarse desde que se empezó a producir, relataba una historia de resistencia durante los bombardeos japoneses contra Chongqing, en el centro de China y donde se había refugiado el gobierno chino tras la caída de Nankín en 1937. Como director artístico de esta película, que empezó a rodarse en 2015, intervenía el oscarizado Mel Gibson.

Inicialmente estaba previsto que la película, también conocida como Air Strike (Ataque aéreo), se hubiera estrenado este agosto, pero los problemas fiscales de Fan obligaron a retrasar la fecha al 26 de octubre. La estrella desapareció por completo de todos los materiales de promoción, incluidos los carteles que ya habían empezado a circular.
Pero el mismo periodista que había revelado las irregularidades en los contratos de Fan pidió un boicot contra esta película, al argumentar que sus responsables también habían evadido impuestos al declarar un presupuesto de rodaje muy inferior al real.
“Ha llegado el momento de dejarlo”, ha escrito el director del filme, Xiao Feng. “Me disculpo ante mi socio principal, que me ha seguido apoyando, mi equipo de distribución que tan duro ha trabajado, y ante los espectadores que tenían ganas de ver esta película”.

'355', una película de espías con Chastain, Cruz, Cotillard, Nyong'o y Bingbing


Qué la mujer está de moda en el cine de acción (y en el general) es algo que todos tenemos claro y que este fenómeno lo va a aprovechar Hollywood también lo tenemos claro y de ahí, que veamos de nuevo una película grupal de mujeres como ha ocurrido con el 'Ocean's 8' de Sandra Bullock, Rihanna, Anne Hathaway o Cate Blanchett. y no hace mucho con Cazafantasmas... Ahora es turno para Penélope Cruz, Jessica Chastain y Marion Cotillard, juntas en una de espías.

La nueva jugada de Hollywood recae en manos de Simon Kinberg, un productor y escritor de cine encargado de realizar los libretos de películas como X-Men: Días del futuro pasado y su secuela;  Sr. y Sra. Smith, xXx 2 y Jumper; o capítulos de series como Star wars rebels. Ahora el productor y escritor ha querido dar el salto a la realización con ('X-Men: Fénix oscura'), la nueva película de la franquincia de los mutantes con fecha de estreno para el 14 Febrero de 2019, y muy bien le debe ir la cosa puesto que además este filme como realizador tiene en cartera como escritor la nueva antología de Star wars y La fuga de Logan y como director, acaba de presentar que va a llevar a escena la película '355', en la que estarán las tres actrices antes citadas más Lupita Nyong' y Fan Bingbing.

La película se titulará 355, y será uno de los grandes proyectos que más ruido armarán en el Mercado de Cannes, que comienza el martes que viene. Desde luego, el reparto es de campanillas: tres ganadoras de Oscar -Penélope Cruz, Lupita Nyong'o y Marion Cotillard-, una doble candidata y peso fuerte en Hollywood -Jessica Chastain (la impulsora de este filme)- y la ganadora de la Concha de Plata de San Sebastián y la actriz más famosa de Asia -Fan Bingbing-. Todas juntas en una hermandad de espías internacionales y en un proyecto que nace con la vocación de convertirse en franquicía, según cuenta la web Deadline, que anunció la exclusiva.

La película como ya hemos dicho, la realizará Simon KInberg, que acaba de dirigir X-Men: Fénix oscura, con Jessica Chastain, y que es un veterano guionista de la saga X-Men, además de escribir títulos como Sr. y Sra. Smith, Sherlock Holmes o Jumper. En esta ocasión el libreto no es suyo, sino de Theresa Rebeck, otra veterana de la industria tanto en cine como en televisión (Ley y orden, Policías de Nueva York...).



Comentarios