César Mateo y Moussa Echarif muestran sus penes en 'La víctima número 8'


La ficción española ha avanzado mucho en los últimos años y lo que antes parecía impensable cada vez es más habitual. Si antes era imposible encontrarse con un desnudo integral masculino en la pequeña pantalla, en los últimos meses hemos podido comprobar como han sido varias las series que han optado por este tipo de escenas. Por fin parece que nos estamos dando cuenta que sí, los desnudos son naturales, ya sean masculinos o femeninos. No es necesario censurar nada si la trama lo requiere y en este caso, los responsables de 'La víctima número 8' han dado buena cuenta de ello.


La serie producida por Globomedia para ETB y Telemadrid se ha caracterizado a lo largo de su primera temporada por hablar de temas tan complejos como el yihadismo o el racismo sin ningún tipo de censura, al contrario, se les ha dado gran relevancia. De igual forma el desnudo ha estado presente en varias escenas a lo largo de esta primera tanda de capítulos y en ellos la censura tampoco ha estado presente. Hombres y mujeres, no ha importado el sexo si el momento que se estaba narrando lo requería. Sin duda es algo importante y es altamente reseñable la valentía de los responsables de la ficción por no dudar en incluir escenas de ese tipo.

Foto sin censura AQUÍ


Así fue la comentada escena
Una escena que sin duda ejemplifica esto es la que protagonizan Omar y Ahmed en uno de los episodios. Los personajes interpretados por César Mateo y Moussa Echarif respectivamente son el centro de una dura escena en la que su destino en la ficción cambia para siempre. Todo arranca cuando Edurne consigue que Omar, el chico al que ha querido siempre, se entregue. Todos creen que él es el responsable del atentado en Bilbao que centra la acción de la serie y para poder aclararlo, su novia le implora que acuda a la policía y lo resuelva todo de forma legal.

Finalmente, él y su amigo deciden hacerlo, y para evitar que la policía les mate creyendo que llevan explosivos en su cuerpo, deciden entregarse completamente desnudos, protagonizando así una de las escenas más comentadas de toda la serie. El problema llega cuando descubren que no es la policía quien ha ido a buscarles, son los chicos de Gorostiza (Óscar Zafra). Este decide secuestrarles para llevárselos a una granja abandonada con el objetivo de que Gaizka Azkárate acabe con la vida de Omar, el único cabo suelto de su plan maestro.

Comentarios