Un vestido que deja muy poco a la imaginación. Si en la alfombra roja de los Premios Oscar las actrices suelen apostar por una elegancia comedida, las fiestas tras los Oscar sirven para dejarse llevar y arriesgarse. Kendall Jenner ha sido la más sexy de la fiesta Vanity Fair, la más atrevida de la noche, luciendo un vestido que permite ver que no lleva ropa interior y que tiene las ingles muy bien depiladas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bottom Ad [Post Page]

| Designed by Colorlib