PEOPLE MAGAZINE

DISFRUTA YA DE NUESTRO VIDEOCLUB GRATUITO
 


Isabel Díaz Ayuso ha ofrecido su cara más relajada en una entrevista con Vanity Fair, revista para la que además ha posado, convirtiéndose en su portada del mes de febrero.
En ella, la presidenta de la Comunidad de Madrid defiende a capa y espada que está en el lugar en el que quiere, que no se plantea el salto a la contienda nacional, y que no pretende ocupar su actual despacho más de ocho años.
Pero también tiene ánimo para abordar la faceta menos pública de su vida, esa personal que, por cierto, ahora está de plena actualidad tras confirmarse la ruptura con el que se ha sido su pareja durante los últimos cuatro años, el estilista Jairo Alonso.
De esto último, avisa: "No voy hablar del mundo sentimental. Nunca lo he hecho", aunque matiza y deja claro que se ha "definido siempre" como "una mujer muy independiente que ha salido adelante por sí misma".
"He tenido muchísimas campañas de descrédito, y en muchas ocasiones no me han aceptado como político. Han minusvalorado mi currículum"
Además, la madrileña, de 42 años, desvela un detalle íntimo, un deseo personal: "No tengo hijos. Me gustaría, pero por ahora no he podido".


En estos primeros días de 2021, en los que los acontecimientos (y fenómenos atmosféricos) se suceden peligrosamente, no imaginábamos que en pleno rebrote del coronavirus en Madrid, amaneceríamos con Isabel Díaz Ayuso como protagonista de la jornada con temas que nada tienen que ver ni con Filomena ni con la vacunación. La presidenta de la Comunidad de Madrid, según adelantaba 'LOC' y confirmaba horas más tarde Vanitatis, habría roto su relación con Jairo Alonso a principios del mes de septiembre. Una decisión que acababa con casi cinco años de noviazgo en uno de los años más complicados para la política popular.

Su equipo no lo sabía

Más aún si tenemos en cuenta que Isabel lo había llevado en el más absoluto secreto. "Su equipo nos hemos enterado ahora", nos comentaban a primera hora cuando nos hemos puesto en contacto con personas de su círculo cercano. "Esto viene de hace al menos 2 meses y aquí no hemos tenido ni idea", confesaban en esta misma línea personas de su equipo. "A ella aquí no se le ha notado nada. Ha seguido trabajando como siempre".

ANTES...

Con ese perfil a lo Romero de Torres o fotografiada con gesto mariano durante la peor parte de la pandemia, cualquiera diría que Isabel Díaz Ayuso iba para mártir. Desde su llegada a la Comunidad de Madrid, la presidenta recibió más dardos que San Sebastián flechas: los reproches por haber trabajado con Esperanza Aguirre o Cristina Cifuentes; la investigación a la que se sometió el préstamo que Avalmadrid dio a su padre; su pulso político con Ignacio Aguado y hasta la crucifixión a la que fue sometida por encargar a marcas de comida rápida los menús destinados a los menores más vulnerables de la comunidad. A pesar de las embestidas -e incluso a pesar de sus propios errores-, Ayuso resiste cual virgen en altar.

Desde el inicio de la crisis sanitaria desatada por el coronavirus, e incluso antes, se intensificaron los ataques contra ella. Los socialistas intentan apearla, acaso intentando recuperar el Kilómetro Cero o porque encumbrándola como jefa de la oposición hacen daño a un Pablo Casado que tampoco ha hecho demasiados méritos como líder de la segunda fuerza política en España. Lo cierto es que Ayuso no sólo resiste, se crece. Y cuanto más atacada es, un efecto revulsivo amplifica su figura, hasta el punto de que cada desplante a la presidenta madrileña la exculpa de sus propios desaciertos: por mucho que Ayuso los cometa -que lo hace-, resulta obvio que la campaña en su contra puede leerse en clave de política nacional y regional.



La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, está dando mucho que hablar en los últimos días en Alemania. Recientemente, la 'Deutsche Presse-Agentur' (DPA) publicó un reportaje en el que hablaba de cómo Madrid había mejorado sus datos sin apenas haber impuesto medidas restrictivas en comparación con otras zonas o lugares. Incluso la alabaron. Pero, una nueva publicación alemana en el semanario 'Stern' ha hecho cambiar el parecer de los alemanes sobre la presidenta de la región madrileña.


Ha sido un jueves raro en la Asamblea de España. Ha habido preguntas idénticas a la presidenta por parte de la bancada de la izquierda, cabreos del presidente de la Cámara con Vox y hasta un análisis surrealista de la situación de la región. Para la presidenta Isabel Díaz Ayuso, el coronavirus en Madrid es como la boca de una diputada de Más Madrid. “La curva es igual que la curva de su boca. Mustia”. No hay jueves sin frases para estampar en camisetas. Así es la casa de España dentro de Madrid.

Unidas Podemos dio comienzo al pleno. “Ustedes”, le dijo la portavoz Isa Serra a los populares, “son expertos en hacer aeropuertos sin aviones y hospitales sin médicos”. Ayuso recogió el guante. Habló de España, claro. “Este hospital será para todos los ciudadanos de España”, enfatizó. Ni que decir tiene que cualquier hospital de España es para todos los ciudadanos, pero Ayuso quiere que este hospital de pandemias se conozca en todo el mundo y, sobre todo, en España.



Ana Rosa sorprende con su crítica a Díaz Ayuso: "Presidenta, no lo entendemos"

Durante la mañana de este jueves, Ana Rosa Quintana se ha desmarcado unos minutos de su habitual tono crítico con el Gobierno de Pedro Sánchez para mostrar su descontento con Isabel Díaz Ayuso. Después de que la presidenta de la Comunidad de Madrid anunciara su intención de cerrar perimetralmente la región por días, la presentadora de Telecinco se ha sumado a las críticas generalizadas hacia la política popular. 

"Ha hecho cosas bien y cuando hace cosas mal también hay que decirlas", ha afirmado la periodista, que le ha mandado un mensaje a Ayuso antes de que se confirmara de manera oficial que cerrará la comunidad solo durante los dos próximos puentes. 

"Presidenta, no lo entendemos. Aunque sea por coherencia con lo que va a votar Casado, por solidaridad con nuestros vecinos... ¿Es un problema cerrar tres días en vez de siete y montar todo este lío cuando lo que está sobre nuestras cabezas es un cierre total como el de marzo", ha preguntado Ana Rosa. 



AYUSO Y PIQÚE

Ayuso recurrió a Piqué para ayudar en la compra de material sanitario de China.


Según informÓ la Cadena SER, la presidenta de la Comunidad de Madrid llamó al futbolista, en contacto con el mercado asiático por su empresa Kosmos.

Además, la presidenta le ha contestado que el Gobierno central pretende con la orden de Sanidad restringir la movilidad de los madrileños más allá de 15 días. "Con las medidas que se han aprobado los ciudadanos de estas zonas en lugar de estar quince días con la movilidad restringida pueden estar meses", ha asegurado la presidenta.

El artículo 14.1 del reglamento del consejo interterritorial.
Esto es lo que dice el artículo 14.1 que esgrime Madrid para defender que el plan de Illa "no es válido"
Sin embargo, en otras respuestas parlamentarios al resto de grupos, Díaz Ayuso ha asegurado que va a cumplir la ley, algo que ha reiterado también con consejero de Justicia, Enrique López, durante una intervención. "Este Gobierno no está en rebeldía y cumplirá todas las órdenes de manera estricta porque no somos como sus socios independentistas", le ha contestado al PSOE la presidenta. "Por supuesto que voy a acatar las normas y las leyes, por supuesto que cumplimos la ley", ha insistido.

"Otra cosa", ha indicado acto seguido la presidenta, "es que acudamos al Estado de Derecho, por mucho que les moleste", reafirmado los planes de recurso que ya avanzó este jueves la Comunidad y en los que la jefa del Gobierno ha vuelto a insistir este jueves por la mañana en una entrevista.

El portavoz del PSOE, Ángel Gabilondo, ha pedido a la presidenta que actúe ya para evitar "un confinamiento más duro". "Ya llegan tarde", ha opinado. Gabilondo ha insistido en que la orden de Sanidad es válida y debe cumplirse porque es una "cuestión de salud pública y de Estado". 

ANTES...

La candidata del Partido Popular a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, advirtió ayer de quienes «quieren a un Partido Popular dividido, porque solo con la división del Partido Popular se perpetúa el socialismo en las instituciones». Sea como sea, es una de las nuevas políticas sexys de la derecha, algo que parece se está poniendo de moda. Por tanto, si los partidos políticos, sobre todo de la derecha, buscan una imagen así de la nueva mujer, no vamos a ser nosotros quienes no hagamos uso de ellos y por tanto, desde hoy que estamos ya ne precampaña, añadimos a la Ayuso en nuestros artículo de políticas sexys y cachondas.


Díaz Ayuso participó, junto al presidente del Partido Popular, Pablo Casado, y al presidente del PP de Madrid, Pío García-Escudero, en el acto de presentación de los 41 candidatos de la zona este de la región que concurrirán a las próximas elecciones municipales del 26 de mayo.

La candidata popular indicó que el PP va a estar «en esta campaña especialmente solo porque todos quieren ser el Partido Popular». «No busquemos ayuda, porque en muchas ocasiones todos nos quieren sustituir», añadió.
Díaz Ayuso señaló que la radiografía política actual es la de «un centro derecha que el socialismo de Sánchez intenta dividir a conciencia» y la de «una izquierda que es cómplice en Madrid de todo lo que está sucediendo».







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bottom Ad [Post Page]

| Designed by Colorlib