PEOPLE MAGAZINE

DISFRUTA YA DE NUESTRO VIDEOCLUB GRATUITO
 


La noche del domingo 29 de noviembre, 'La casa fuerte' alcanzó su undécima gala, en la que Tom Brusse, Sandra Pica, Sonia Monroy y Tony Spina se jugaban su permanencia en el reality tras su nominación en la gala del jueves, lo que concluyó con la expulsión definitiva de Monroy. Una nueva expulsión por la que ingresó un nuevo concursante para cubrir la vacante: Aurah Ruiz.

Antes de trasladarse a las instalaciones del reality para reunirse con sus compañeros, la canaria tuvo ocasión de visitar brevemente el plató del programa, donde habló con Jorge Javier Vázquez. "Entro un poco desubicada", confesó entonces la nueva concursante. El presentador resumió la mala experiencia que Aurah había tenido recientemente: que había encontrado a Jesé Rodríguez, padre de su hijo Nyan y con quien se habría reconciliado recientemente, con una exparticipante de 'Mujeres y hombres y viceversa' y antigua amiga de la concursante.

"Creo que es un poco personal", declaró Aurah, ante la insistencia de Jorge Javier de explicar su situación a la audiencia, a quien señaló que Jesé "me ha pedido perdón". "Me estás hurgando en la herida", señaló la nueva concursante, antes de despedirse para dirigirse a las instalaciones del reality, donde forma pareja con Tony tras la expulsión de Monroy momentos después de que Aurah desvelara su incorporación al programa. El italiano, de hecho, ya convivió con ella durante su paso por 'GH VIP 6', donde ambos también coincidieron con Asraf Beno.

"No me parece justo"

Minutos después de su visita a plató, Jorge Javier volvió a conectar con Aurah, ya en el interior de la casa del reality, quien se mostró muy enfadada por las preguntas del presentador sobre Jesé. "No me parece justo que se me reciba así", declaraba la concursante, molesta, después de señalar que "estoy supermal". "Te lo juro que no lo he hecho con malicia", aseguró el catalán, sorprendido. "Creo que es el único día en el que he llorado y he venido super mal", manifestó Ruiz, quien se había mostrado optimista antes de ingresar en el reality, algo que había cambiado con la conversación con Jorge Javier. "Me vine aquí con una mala leche de locos", reconoció la concursante, tras lo cual indicó que hablaría del tema "más adelante, que en mi presentación no quiero". Un mal humor que pareció desvanecerse en el encuentro con su pareja, Tony Spina, quien no dudó en abrazarla, entusiasmado. "Me cae genial Aurah", aseguró el italiano, que apostaba por que harían "un buen tándem".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bottom Ad [Post Page]

| Designed by Colorlib