María Adánez estaba en Noruega cuando se declaró el estado de alarma en España. La actriz celebraba con unas vacaciones en el país nórdico el éxito de su último trabajo, el montaje de Divinas palabras dirigido por José Carlos Plaza y que pudo verse en el Teatro María Guerrero de Madrid. Adánez confía en que el sector de las artes escénicas sabrá buscar «las fórmulas necesarias para que el público vuelva a entrar al teatro sin miedo y con confianza».



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bottom Ad [Post Page]

| Designed by Colorlib